fbpx
loving you, couple, love, amor, pareja, relationship
“Enamorarse es fácil pero permanecer enamorado es todo un reto”

La llegada del amor es como una de las canciones de Ed-sheeran:

Algunas veces, amar puede hacer daño. Sabes que algunas veces se puede poner difícil, pero es la única cosa que nos hace sentir vivos. (Photography)

Un día sin esperarlo, aparece una persona que te cautiva de los pies a la cabeza, el fenómeno más conocido como “amor a primera vista”.

Te la encontraste por casualidad, un amigo o amiga te la presentó, quizás la viste en la misma universidad o la encontraste por las calles de tu ciudad. 

Quieres saber más de esa persona y te las ingenias para descubrir cierta información personal: número de teléfono, whatsapp, su cuenta de instagram, facebook, etc. 

Sin darte cuenta, empiezas a hablar con esa persona que te hipnotizó, y por si fuera poco descubres que tienen varias cosas en común.

Factores que usualmente ocurren cuando el amor toca a tu puerta.

Conocerse el uno al otro

Una vez que se establece el contacto inicial, el siguiente paso es conocerse. El mecanismo que se encarga, se llama autodivulgación personal, que no es más que revelar y compartir tus pensamientos y sentimientos internos.

La llegada del amor requiere de tu disposición para hablar no sólo de temas pasajeros sino de temas más profundos, se necesita de un cierto grado de confianza para que la revelación personal se desarrolle de forma positiva.

Semejanza

Los seres humanos tienen la tendencia a juntarse con personas similares a ellas, y no es de extrañar que cuando el amor aparece frente a tu ojos y la empiezas a conocer, descubres que tienen varias cosas en común. Gustos musicales, gastronómicos, actitudes, creencias, antecedentes, etc. 

En su totalidad, desde el conocimiento por casualidad hasta el matrimonio, las personas que son similares se atraen entre sí (Gonzaga, Carter y Buckwalter, 2010; Miller, Perlman y Brehm, 2009). 

Diferencias

Cuando empiezas a conocer a la mujer o al hombre de tus sueños, aparentemente todo es perfecto y no existen diferencias. Es muy curioso que este “fenómeno” pase frecuentemente al iniciar una relación, consideras a tu pareja como única sin ningún defecto y las pequeñas cosas que imaginas que tiene de malo, te tiene sin cuidado.

Pero el tiempo desmiente este argumento, la persona que en un inicio considerabas perfecta se convirtió, las diminutas diferencias crecieron y por si fuera poco aparecieron otras cosas que no habías notado.

Las personas necesitan tiempo y confianza para mostrarse como son, el error está en permitir que esas diferencias se apoderen de tu relación y la destruyan. 

Comenta con tu cuenta de facebook
Categorías: Series